thecuban5.org > Acciones y Eventos > Solidaridad con antiterroristas cubanos llegó al Congreso de EE.UU.

Solidaridad con antiterroristas cubanos llegó al Congreso de EE.UU.

Por Waldo Mendiluza
Granma International

LA HABANA, 26 de abril (PL).— Pasillos, salones y oficinas del Congreso de Estados Unidos fueron testigos del reclamo de libertad para los cinco antiterroristas cubanos condenados a largas penas en ese país, donde permanece el muro de silencio mediático en torno al caso.

Activistas de varias naciones lograron el 17 y 18 de abril últimos hacer contacto en el Capitolio con 45 senadores o miembros de la Cámara de Representantes, quienes recibieron informaciones sobre Gerardo Hernández, René González, Ramón Labañino, Antonio Guerrero y Fernando González.

El lobby en el Congreso norteamericano formó parte de las acciones de solidaridad mundial “Cinco días por Los Cinco” que tuvieron la semana pasada su epicentro en Washington DC para respaldar a los cubanos detenidos en 1998 por vigilar a grupos violentos que desde Miami actúan contra la isla.

Prensa Latina conversó en La Habana con Alicia Jrapko, coordinadora del Comité Internacional para la Libertad de Los Cinco, sobre las jornadas vividas en la capital estadounidense.

Cuando comenzamos las llamadas al Capitolio para conseguir citas no imaginábamos el resultado, la posibilidad de llevar el caso a 45 oficinas de legisladores, algo bien difícil porque allí no puede llegarse sin coordinaciones previas y menos para hablar sobre algún tema relacionado con Cuba, explicó.

De acuerdo con Jrapko, dos equipos de trabajo integrados por activistas de Estados Unidos, Canadá, Bélgica, Alemania, Italia y Honduras se encargaron de contactar a los congresistas.

Tres de ellos nos recibieron en persona, mientras el resto de los intercambios ocurrieron con miembros de su oficina; una experiencia muy positiva si consideramos que alcanzamos el objetivo de abrir por primera vez y con mucho nivel de coordinación tantas puertas en el Capitolio, dijo.

Jrapko señaló que los legisladores o sus asistentes -en su inmensa mayoría del Partido Demócrata- recibieron un paquete con declaraciones y pronunciamientos de organismos internacionales y personalidades defensoras del regreso a la isla de Gerardo, René, Ramón, Antonio y Fernando.

Fueron conversaciones interesantes, algunos reconocieron lo difícil de lograr avances en un año electoral, pero otros nos estimularon a seguir adelante, aseveró.

Según la coordinadora en Estados Unidos del Comité Internacional para la Libertad de Los Cinco, los encuentros con congresistas también ratificaron el impacto en la sociedad norteamericana del muro de silencio levantado por la gran prensa en torno a los antiterroristas.

Comprobamos que varios de nuestros anfitriones no conocían mucho del caso, comentó.

Respecto a la selección de los legisladores, expuso que escogieron a aquellos con posturas cercanas a unas mejores relaciones entre Cuba y Estados Unidos, como los partidarios del fin del bloqueo impuesto a la isla por la Casa Blanca durante más de medio siglo y las prohibiciones de viaje.

Para Jrapko, varias cuestiones sobresalieron de las gestiones en el Capitolio.

Contactamos a 19 de los 100 senadores, casi el 20 por ciento de ellos; recibimos el estímulo de seguir adelante en nuestra lucha por la justicia y constatamos la sorpresa de algunos congresistas cuando les mostramos cartas y pronunciamientos de Naciones Unidas, parlamentarios de otros países y personalidades estadounidenses con posiciones a favor de la libertad de Los Cinco, destacó.

En lo personal -subrayó- quedé marcada por el enorme aparato burocrático que es el Congreso norteamericano, donde en sus pasillos la gente va y viene haciendo lobby por diferentes causas.

La activista resaltó además otras acciones desarrolladas en Washington DC a favor de los antiterroristas cubanos, cuatro de ellos con más de 13 años de encierro, mientras René cumple tres años de libertad supervisada, lo cual es considerado una sanción adicional.

Tuvimos muestras documentales, charlas y el acercamiento a muchas personas en la capital estadounidense, a quienes explicamos el caso en lugares estratégicos como la salida del metro y ferias de la ciudad, apuntó.

De acuerdo con Jrapko, la campaña “Cinco días por Los Cinco” también incluyó la distribución de volantes, la colocación de carteles en las calles capitalinas y una concentración frente a la Casa Blanca en la que participaron más de 300 personas de diferentes partes de la unión, entre ellas pacifistas, veteranos de guerra y representantes del movimiento Occupy.

Todas fueron actividades muy importantes, pero al igual que el lobby en el Congreso concedemos un gran valor a la conferencia del viernes 20 de abril en la noche, por la presencia de personalidades como Danny Glover, Dolores Huerta, Wayne Smith, Salim Lamrani, José Pertierra y James Early, dijo.

El cierre de las jornadas de solidaridad con los antiterroristas estuvo a cargo de la pacifista Cindy Sheehan, quien perdió un hijo en la ocupación estadounidense de Iraq.

Cindy comentó que hacía mucho no iba a Washington DC, pero que por Los Cinco volvió a hacerlo, recordó.

Para Jrapko, la campaña constituyó un paso en la lucha por lograr el regreso a la isla de Gerardo, René, Ramón, Antonio y Fernando.

Ahora debemos pensar bastante sobre nuestras próximas acciones y las puertas a tocar, porque resta mucho por hacer; el muro de silencio mediático sigue ahí y la justicia norteamericana parece no dar señales de voluntad de terminar con este caso, por tanto la solidaridad es clave para solucionarlo, afirmó.

This entry was posted in Acciones y Eventos. Bookmark the permalink.

Comments are closed.