thecuban5.org > Últimas Noticias > Entrevista a Adriana Pérez: `El horror del 11-M en Madrid lo vivimos en Cuba con el derribo de un avión civil por terroristas de Miami´

Entrevista a Adriana Pérez: `El horror del 11-M en Madrid lo vivimos en Cuba con el derribo de un avión civil por terroristas de Miami´

Red Voltaire.- Adriana Pérez O’Connor, la esposa de Gerardo Hernández, uno de los 5 cubanos que investigaban las conexiones de las facciones terroristas que operan contra Cuba desde Miami, con apoyo de Estados Unidos —país que dice luchar contra el terrorismo internacional—, ha pasado por Ginebra, sede del Consejo de Derechos Humanos de la ONU para recordar que la detención y encarcelamiento de estos cubanos es, según el Relator Especial de Naciones Unidas, una detención arbitraria por estar plagada de irregularidades.

“Ayer yo recordaba los atentados terroristas del 11-M en Madrid, las bombas que explotaron en los trenes matando tanta gente inocente, y ese sufrimiento nosotros lo hemos vivido con el derribo del avión civil de Cubana de Aviación, y lo paradójico de todo esto es que muchachos como Fernando, Gerardo, Ramón, Antonio y René, trabajaban para evitar que esas cosas horribles ocurran, donde sea en el mundo”.

“Estados Unidos proclama a todo pulmón luchar contra el terrorismo internacional cuando tiene en sus cárceles a 5 cubanos comprometidos con la lucha contra las facciones terroristas. Esa es en esencia la situación de los 5 cubanos”.

Red Voltaire: ¿Adriana cuál es la situación hoy de los tres cubanos prisioneros en Estados Unidos por tratar de desmantelar las organizaciones terroristas que operan desde Miami?

Han pasado más de 15 años desde que mi esposo Gerardo y cuatro de sus compañeros fueron encarcelados, en septiembre de 1998, en Miami, por buscar información sobre organizaciones terroristas que operan contra Cuba [desde Miami].

Su trabajo era en beneficio del pueblo cubano y en beneficio de todo aquel que pudiese ser víctima de acciones terroristas. Durante todos estos años hemos estado vinculados a este organismo [el Consejo de Derechos Humanos de la ONU] tratando de buscar algún medio para hacer justicia [contra su encarcelación] y han transcurrido tantos años sin que se haya podido lograr que un tribunal pueda emitir una orden a favor de estos hombres.

En el 2005, el grupo de trabajo de Detenciones Arbitrarias de las Naciones Unidas emitió una opinión, la número 19, contra Estados Unidos, donde consideraba que la detención había sido arbitraria por no corresponderse con determinado elementos que tenían que tenerse en consideración para haber sido juzgados en una ciudad como Miami, tan hostil, y además por no habérsele permitido a los abogados prepararse con total independencia y porque habían sido ocultadas las pruebas para esta preparación.

Esto sigue siendo un tema vigente. Hasta la actualidad, más de 20 000 páginas de documentación siguen estando clasificadas. Hemos recurrido a instancias como la Corte de Atlanta [Corte de Justicia del Estado de Georgia, en Estados Unidos], que es la instancia superior a la Corte de Miami, donde en el 2005, igualmente, después de la decisión del grupo de trabajo de Detenciones Arbitrarias [de la ONU], también se emitió una comunicación pidiendo que se realizara un nuevo juicio por no haberse garantizado todo el proceso judicial y por lo tanto fue de forma inusual cambiado unos meses más tarde. Y llegamos al momento actual, año 2014, donde aún quedan abiertos algunos temas legales que no han sido respondidos, como el proceso de habeas corpus que está presentado desde hace más de 2 años, donde se añaden nuevas evidencias, por el pago que hizo el gobierno de Estados Unidos en aquel momento –bajo el presidente George W.Bush-, a un grupo de periodistas para que influyeran con sus artículos [de prensa] en la decisión del jurado.

Estamos hablando de la ciudad de Miami, ciudad totalmente hostil hacia Cuba. Era imposible encontrar un jurado imparcial en esa ciudad. Y a pesar de que la jueza no quiso cambiar el lugar de la sede [para el proceso judicial] -que fue un elemento que tuvo la Corte de Atlanta para emitir su opinión de [hacer] un nuevo juicio-, a pesar de todo esto, el juicio fue llevado a cabo en Miami, con la influencia de la prensa. Y ese jurado, en Miami, se sintió intimidado, se sintió comprometido a dar un veredicto de culpabilidad, a pesar que las evidencias demostraban la inocencia de estos cincos hombres.

La Corte Suprema [de Estados Unidos] rehusó revisar el caso en 2009, a pesar que este asunto tiene el más grande respaldo internacional, firmas y apoyo de organizaciones internacionales, de ONGs, de organizaciones religiosas, de abogados de derechos humanos, de presidentes, de parlamentos, de grupos de la sociedad civil e incluso de 10 Premios Nobel para que se reabra este caso. A pesar de todo este apoyo internacional, que también comparte el sentimiento de que se está cometiendo una injusticia, la Corte no permitió que se revisara [nuevamente el proceso].

Una vez más nos vimos en la situación y disyuntiva de seguir apelando al último recurso de habeas corpus, con el inconveniente de que es ante la misma jueza y ante la misma fiscalía que los condenó desde hace más de 14 años.

En la actualidad mi esposo, Gerardo, sigue enfrentando sus 2 condenas de cadena perpetua, en el Estado de California, y a pesar de que el proceso de los 5 cubanos representa el mismo caso, después de la sentencia, Gerardo Hernández Nordelo, Antonio Guerrero Rodríguez, Fernando González Llort, Ramón Labañino Salazar y René González Sehwerert fueron repartidos por diferentes prisiones al interior de los Estados Unidos para que no tengan contacto entre ellos.

De los 5 prisioneros cubanos condenados, 2 han sido liberados. Pero tenemos que reiterar que no han sido liberados por un acto de buena voluntad ni por un gesto humanitario. Fueron liberados porque cumplieron totalmente su condena. Fernando recién acaba de salir [de prisión] el día 27 de febrero y llegó a Cuba el día 28, o sea que es muy reciente su liberación, pero después de haber cumplido cada día de su condena sin haber visto [un amparo o ayuda] de la justicia.

De hecho, el propio proceso de habeas corpus, que hubiese favorecido tanto a Fernando como a René –quien desde hace un año ya está de regreso en Cuba después de haber cumplido su sentencia-, tuvieron que retirarse del mismo porque no había respuesta al habeas corpus. Ellos no se beneficiaron de algo que pudo ayudarlos.

Son 3 los cubanos que continúan en prisión. En el caso de Antonio, su condena se termina en septiembre del 2017, pero él estará obligado a cumplir 5 años más de libertad vigilada. O sea son 8 años en total que Antonio seguirá aún bajo control policial. En el caso de Ramón, sería de 30 años, terminaría [su condena] en el 2034. Pero en lo que respecta a Gerardo, mi marido, el más joven del grupo, quien es considerado como jefe de la red, a él no se le ha permitido ningún proceso de resentencia ni de reevaluación de son caso y está condenando a 2 cadenas perpetuas más 15 años, que en términos reales significa morir en prisión.

Red Voltaire: ¿Has podido visitar a tu esposo en prisión?

En todos estos años nos han negado la correspondiente visa y esto es un impedimento para poder entrar en el territorio de Estaods Unidos y poder ir a visitarlos en prisión. Y durante todos estos años el gobierno de Estados Unidos nos ha negado sistemáticamente la visa argumentando pretextos, -capítulos de sus leyes-, donde plantean que yo me convertiría en una posible emigrante, o que representaría un peligro para su seguridad [de Estados Unidos], ya que yo sería igualmente una espía cubana, que yo podría ir a contactar las organizaciones terroristas en su territorio. De esta manera indirecta, Estados Unidos reconoce que hay terroristas en sus tierras.

Los 5 cubanos que fueron a indagar acerca de las organizaciones terroristas que operan en Miami contra Cuba, lo hicieron de manera voluntaria, a riesgo de sus vidas, para proteger la [vida] de la mayoría [de los cubanos], porque los diferentes gobiernos de Estados Unidos nunca pusieron fin a estas organizaciones de extremistas, para que paren sus planificaciones de sabotajes y actos terroristas colocando bombas en los hoteles de Cuba.

Red Voltaire: ¿Sabes cómo el espionaje estadounidense logró identificar a los cinco cubanos que informaban a La Habana sobre las acciones terroristas que se preparaban contra Cuba?

El detonante o la manera exacta de cómo ellos son identificados, nosotros no lo conocemos. Por más de 50 años nuestro país es víctima de actos terroristas instigados, promovidos, financiados o conducidos por Estados Unidos. Y es en Florida donde están concentrados todos estos terroristas y donde se planifican sus sabotajes contra Cuba, con la intención de acabar con la Revolución Cubana a cualquier precio. Podemos citar estos grupos terroristas como Alfa 66, Hermanos al Rescate, el Grupo Democracia, el Comando F4, y otros más, todos estos grupos terroristas protegidos por Estados UNidos.

Los 5 cubanos tuvieron que ir a Estados Unidos para infiltrar estas organizaciones terroristas para proveer a Cuba de informaciones para protegerse e impedir víctimas en Cuba.

Estos terroristas en el pasado derribaron con una bomba un avión civil de pasajeros de la compañía Cubana de Aviación matando a 73 personas.

También podemos mencionar el turista italiano que falleció debido a la bomba colocada en su hotel por salvadoreños en los años 90. Han diseminado enfermedades como el dengue hemorrágico que mató à más de 100 niños. Actos contra la población, contra la agricultura y la masa ganadera.

Pero también atacan las embajadas cubanas en otros países. En el año 76 pusieron una bomba en la embajada cubana en Portugal matando a una mujer, la señora Adriana Corcho.

La conducta de los 5 cubanos, trabajando en función de Cuba, pero supuestamente también a favor de Estados Unidos, que dice luchar contra el terrorismo internacional, fueron lamentablemente identificados. Entonces fueron encarcelados y procesados, cuando normalmente actos de esta naturaleza, en otro país, incluso dentro de Estados Unidos, lo que conllevan a una expulsión o a una sanción mínima. Porque estos hombres no buscaban información clasificada ni sobre la seguridad nacional de Estados Unidos. Sus acciones no ponían en peligro al pueblo ni al gobierno de Estados Unidos.

Sin embargo estos hombres fueron acusados de conspirar para cometer espionaje, un cargo que era muy fácil para la fiscalía para tratar de manipular, en vez de hablar del estado de necesidad de Cuba y de su lucha contra el terrorismo. Todo esto es muy poco conocido. La prensa comercial de Miami siempre dio una imagen dañada sobre la verdadera misión de estos 5 cubanos, catalogándolos erróneamente de espías, de ser un peligro para la seguridad nacional, juzgándolos de manera arbitraria y en un completo ostracismo.

Ostracismo, para que el pueblo de Estados Unidos no se entere de que durante más de 50 años hay grupos terroristas que operan en Miami con la complicidad y apoyo del gobierno de Washington.

Estados Unidos proclama a todo pulmón luchar contra el terrorismo internacional cuando tiene en sus cárceles a 5 cubanos comprometidos con la lucha contra las facciones terroristas. Esa es en esencia la situación de los 5 cubanos.

No sé exactamente como fueron identificados. No hay dudas que posiblemente un agente doble los traicionó. Recordamos que en el año 1998, Fidel Castro había recibido informaciones que se planeaban ataques con aviones comerciales, no se sabía la fecha ni donde, y en un acto de justicia, el gobierno cubano le dio esa información al presidente estadounidense Clinton y expresó el interés de trabajar juntos contra tales acciones terroristas.

El presidente Clinton envió una comisión del FBI a Cuba. La Habana le entregó a estos emisarios norteamericanos información de gran importancia, que indicaba las acciones planeadas, lugares y direcciones de los líderes y otras personas implicadas. Y se entregó todo esto al FBI con el compromiso de que ellos trabajarían para neutralizar todo esto. Pero el FBI, en vez de arrestar a los terroristas, comenzó a preguntarse cómo Cuba sabía todo esto, entonces llegaron a la conclusión de que gente ligada a Cuba estaba enviando información desde Miami y es a partir de ahí, que ellos comienzan hacer conjeturas y análisis para identificar a esa gente, e intensificaron la búsqueda de los 5 cubanos.

Nos llama mucho la atención, que tres años después del encarcelamiento de nuestros familiares en septiembre de 1998, tuvieran lugar justamente los atentados del 11 de septiembre de 2001, ataques con aviones comerciales, información ligada a esos hechos y que se había otorgado al FBI con mucha antelación.

Ayer yo recordaba los atentados terroristas del 11-M en Madrid, las bombas que explotaron en los trenes matando tanta gente inocente, y ese sufrimiento nosotros lo hemos vivido con el derribo del avión civil de Cubana de Aviación, y lo paradójico de todo esto es que muchachos como Fernando, Gerardo, Ramón, Antonio y René, trabajaban para evitar que esas cosas horribles ocurran, donde sea en el mundo. Pero Estados Unidos ha preferido meterlos en prisión en vez de tenerlos como aliados en la lucha contra el terrorismo.

Todos conocen o han escuchado hablar de los atentados de Madrid, o del 11 de septiembre de 2001, pero ningún diario, radio o televisión comercial ha hablado del combate de los 5 cubanos, comprometidos en la lucha contra el terrorismo.

Actualmente sólo nos queda apelar a la conciencia del gobierno de Estados Unidos, después de casi 16 años, para que se dé cuenta de la inocencia y los valores de los 5 cubanos. Estados Unidos necesita de mucha ética para hacer justicia y este caso empaña la ley y el orden de justicia imperante hoy en Estados Unidos.

Por otro lado, el presidente Obama no es el responsable de la detención de estos hombres. Él no fue el responsable de pagar a esos periodistas para que manipularan a la opinión pública norteamericana, para que envenenara el ambiente en Miami. No fue el presidente Obama el responsable de este proceso ilegal que recibieron estos hombres. Pero Obama sí es responsable de mantener a estos 3 cubanos en prisión. El presidente Obama no puede seguir cargando en su conciencia esta injusticia.

Red Voltaire: ¿Qué dice el Relator Especial de Naciones Unidas contra las Detenciones Arbitrarias respecto al caso de los cubanos encarcelados en Estados Unidos?

El Grupo de la ONU de Detenciones Arbitrarias dijo en 2005 que era justamente una detención arbitraria, abusiva y sumamente severa por las irregularidades del proceso. Al Grupo de la ONU de Detenciones Arbitrarias le tomó 3 años de investigaciones para poder emitir este comunicado que le estoy diciendo. Y emitió este comunicado después de revisar toda la documentación del caso de los 5 cubanos. E incluso el relator [de la ONU] de la Independencia de los Jueces y Abogados hizo un llamado y la Sra. Gabriela Naul que actualmente está de representante de la Relatoría de la Independencia de Jueces y Abogados volvió hacerle un llamado al gobierno de Estados Unidos para recordarle las irregularidades del proceso de los cubanos, sin que haya recibido respuesta hasta el momento.

También está el informe de Amnistía Internacional del año 2010, que recoge todas las violaciones de Derechos Humanos y señala las irregularidades del caso de los cubanos.

Red Voltaire: ¿Han contactado o qué dice la ONG HRW (Human Right Watch) respecto a este caso?

No, no hemos tenido contacto con esa ONG (organización no gubernamental), porque sabemos que es una organización con mucha afiliación controlada por Estados Unidos, en donde defienden los intereses de ese país. No todas las organizaciones, instituciones o instancias tienen el valor de responder a una ética profesional, valor de acusar a Estados Unidos [de violación de derechos humanos] como lo es el caso de los 5 cubanos.

Red Voltaire: ¿Con qué expectativas has venido a la ciudad de Ginebra donde ha comenzado la sesión anual mundial de Derechos Humanos de la ONU?

Mi objetivo es dar la mayor publicidad, que se siga recordando [con mi presencia] el caso de los 5 cubanos ante el Consejo de Derechos Humanos. También estuve en la [reunión de la] Corte Penal Internacional que se celebró en Londres recientemente, para seguir dando la mayor concientización de las relatorías sobre los abusos y hacer llegar este mensaje hacia Estados Unidos, que el mundo está hablando y alertándose de este caso y que muchos países están observando la conducta de Estados Unidos. Yo guardo mucho optimismo y esperanza sino no haría lo que estoy haciendo, el de lograr el regreso de Gerardo, Ramón y Antonio a Cuba antes que cumplan ellos la totalidad de su sentencia.

Red Voltaire: El caso de tu marido te ha llevado a involucrarte en un mundo de política internacional, de espionaje y facciones terroristas. Mi pregunta es: ¿piensas que Cuba sigue siendo hoy el blanco de acciones terroristas por parte de Estados Unidos o esto ya cambió con el gobierno del presidente Obama?

Lamentablemente tenemos que decir que las acciones terroristas contra Cuba no han cesado. Estas organizaciones de extremistas siguen operando y preparando planes y acciones en territorio estadounidense contra Cuba o contra cualquier otro país que muestre una política soberana independiente como lo hace La Habana.

Podemos dar un ejemplo. Hay un terrorista que se llama Luis Posada Carriles que se pasea libremente por las calles de Miami, es entrevistado por radios y televisiones a pesar de ser un prófugo de la justicia, pedido por varios países por estar involucrado en actos de terrorismo en diversos lugares. Sin embargo, está protegido por el mismo gobierno de Estados Unidos.

Interpol sabe que son notorios terroristas. Interpol está notificada de que están buscados por la justicia. Interpol sabe que están en Miami, caminando por las calles, pero no hace nada ni pasa nada. Ese es el lamentable sistema de doble rasero, de doble estándar de la justicia internacional.

Cuba figura en una lista de Estados Unidos como país terrorista, cuando fue Cuba que dio al gobierno estadounidense la información que permitió evitar el asesinato del entonces presidente Ronald Reagan.

Miami sigue siendo en la actualidad el centro donde se planifican todas las operaciones terroristas, no sólo contra Cuba sino contra Ecuador, Venezuela, Bolivia, Brasil y el resto de América Latina.

Red Voltaire: Adriana muchas gracias por la entrevista.

Gracias a ustedes.

This entry was posted in Últimas Noticias. Bookmark the permalink.

Comments are closed.