thecuban5.org > Últimas Noticias > Fernando y René piden fin a la injusticia contra sus hermanos

Fernando y René piden fin a la injusticia contra sus hermanos

Los antiterroristas cubanos René González y Fernando González reiteraron el pedido al gobierno de Estados Unidos para que ponga fin a la injusticia contra sus compañeros Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero, quienes aún guardan prisión en cárceles de ese país.

Ambos fueron los participantes principales en una vídeo-conferencia Washington-La Habana, celebrada desde la sede del Ministerio de Relaciones Exteriores, insertada entre las actividades finales de una jornada de denuncia y solidaridad que se celebra desde el pasado 4 de junio, hasta este martes, en la capital estadounidense.

Los dos luchadores contra el terrorismo, que cumplieron la totalidad de sus injustas condenas en prisión y se encuentran junto a sus familias en la isla, dijeron que no se sentirán enteramente libres hasta que Gerardo Hernández, Ramón Labañino y Antonio Guerrero vuelvan a su país.

Estamos aquí porque hace casi 16 años alguien decidió cometer un crimen y castigar a Cuba a través de Los Cinco, violando todos los derechos constitucionales y humanitarios de Estados Unidos en un juicio injusto, dijo René a la audiencia en ambas capitales en referencia al arresto de ellos el 12 de septiembre de 1998.

Aunque en política la inercia parece ser ley, por primera vez esa inercia hacia Cuba está cambiando, expresó el luchador al referirse al apoyo que desde varios sectores norteamericanos está recibiendo el caso.

Dos frases fueron las más repetidas de un lado y otro: «Este es el momento oportuno» «Solo falta voluntad política».

«Si Estados Unidos habla de derechos humanos tiene que hacer algo al respecto a este caso», expresó Gayle McLaughlin, alcaldesa de Richmond, California, que apoya la causa y le ha hecho saber al presidente Barack Obama su postura en carta que le enviara en 2012.

La política estadounidense, panelista desde Washigton, aseguró que continuaría haciendo todo lo que esté a su alcance por la libertad de los Cinco y comentó sobre la gran experiencia de viajar a Cuba y la importancia de un diálogo con respeto entre ambos países.

«La cuestión de los Cinco debe evolucionar», explicó el periodista y escritor, Ignacio Ramonet, para quien el caso que aún mantiene en prisión a Gerardo, Antonio y Ramón e hizo que René y Fernando cumplieran hasta el último día de sus injustas sentencias, podría tener «soluciones creativas», con un poco de voluntad política por parte del Gobierno estadounidense.

Por su parte, Alicia Jrapko, coordinadora en Estados Unidos del Comité Internacional por los Cinco, destacó la participación en esta III Jornada «5 Días por los 5» de un mayor número de parlamentarios, intelectuales, juristas y solidarios. Como un hito de ese esfuerzo común quedó la manifestación frente a la Casa Blanca y luego la marcha hasta el Departamento de Justicia en la que participaron más de 500 personas.

«Este es el momento para seguir haciendo presión», apuntó Alicia. Según dijo, difundir la verdad es vital para la justicia y esa fue parte de la contribución de Cinco días por los Cinco, donde hubo representantes de 31 países.

Desde La Habana, René y Fernando estuvieron muy atentos a las intervenciones en Washington y, cada uno en su turno, agradeció el gran esfuerzo de la solidaridad mundial y de los organizadores encabezados por Alicia y su equipo para hacer posible la jornada.

«Lo único que falta es voluntad política para que cambien las relaciones y también la situación de Gerardo, Ramón y Antonio», apuntó Fernando, quien aseguró que no alcanza a entender cómo el Gobierno estadounidense no ha dado una solución humanitaria a la situación.

Por su parte, René aseguró que la intervención de la alcaldesa demostraba que son más cosas las que unen que las que separan a los pueblos y recordó que fueron las autoridades estadounidenses, quienes decidieron traicionar el proceso puesto marcha por ambos gobiernos para luchar de conjunto contra el terrorismo.

Después del análisis del contexto: la reciente encuesta que develó que un 56 por ciento de los estadounidenses quiere un cambio en las relaciones con Cuba; René aseguró: «El Presidente tiene que saber que las opciones no son tan difíciles».

René comentó: «Nosotros sabemos de la intención manifiesta del Gobierno cubano expresada en varias ocasiones», en referencia a la disposición cubana de sentarse a conversar con Estados Unidos sobre cualquier tema, en un diálogo de iguales.

A juicio de Fernando, el mensaje enviado desde la III Jornada de solidaridad fue contundente y debió escucharse «alto y claro», porque la posibilidad de un cambio la tiene el Gobierno estadounidense, asimismo abogó por que la solución se produzca lo antes posible. Dieciséis años es demasiado tiempo.

«Nuestra mayor esperanza de que no haga falta otra jornada y que en la próxima video-conferencia estén Gerardo, Ramón y Tony, estemos los Cinco», concluyó Fernando.

(Con información de Juventud Rebelde y Cubadebate)

This entry was posted in Últimas Noticias. Bookmark the permalink.

Comments are closed.